Emprendedor

Me gradué como Licenciado en Ciencias Farmacéuticas en 1996. Trabajé primero como investigador en Biomedicina. Luego, como profesor en la Universidad Latinoamericana de Ciencias Médicas. Después como investigador y profesor en la Universidad de la Habana. Más tarde retorné a la investigación… hasta el año 2010 en que decidí darle un giro a mi vida. Sentí que me estaba estancando y no era feliz con lo que hacía.

Sip, me he movido bastante en el ámbito laboral, lo reconozco. De esta época guardo sentimientos encontrados. Pero debo agradecerle el método científico, la formación pedagógica, las relaciones y la oportunidad de viajar a lugares donde siempre soñé ir.

No obstante, no se puede decir que mi paso por la ciencia fue un despilfarro de recursos. Duermo tranquilo sabiendo que en esos 14 años de mi vida, algo contribuí al conocimiento científico y a la formación de nuevos profesionales.

Me convierto en emprendedor

Luego de dar algunos tumbos y ensayar diversos oficios, volví a descubrir mi pasión por escribir redactando contenido para internet como freelance. Poco a poco fue creciendo el volumen de encargos hasta que me di cuenta que no podía ocuparme de todo solo, por lo que fundé JAPredactores en el 2014.

JAPredactoreses una cooperativa de escritores freelancers que nos dedicamos a escribir textos de calidad para marketing de contenido. En realidad, redactamos casi para cualquier formato, casi de cualquier tema. Debido a la demanda por parte de nuestros clientes, en el 2016 se creo una división llamada La Caja de Herramientas, especializada en la escritura de Ebooks, también de temáticas muy diversas.

Básicamente, he cumplido el sueño de todo escritor: vivir de lo que escribe. Quizás aún no puedo dedicarme 100% a la ficción y la escritura SEO tiene sus reglas específicas, pero me ha brindado herramientas que antes no tenía.

Lo primero es mi autonomía y la libertad de trabajar desde casa. Aunque es raro el día que no labore 14 horas, lo hago feliz. Simplemente, me absorbe mi trabajo y no me percato de la hora. Luego, que gracias a la multitud de temas que abordo siempre estoy aprendiendo: no hay chance para aburrirse.

Por último, que gracias a mi rol como emprendedor, adquirí esa disciplina de la que han hablado grandes de la literatura como Ernest Miller Hemingway o Stephen Edwin King, que me hacen sentarme en el ordenador día a día y nunca dejar de escribir.

En palabras de otro grande, Pablo Picasso, cumplo la máxima de:

“Si la inspiración llega, que me encuentre trabajando”.

Puedes consultar mi perfil como escritor freelance aquí