Ictus: el peor de los infartos

Hay muchos tipo de infartos.   Cuando nos referimos a esta palabra, lo primero que nos viene a la mente es el dolor agudo en el pecho y el hormigueo en el brazo izquierdo, preludio de una carrera urgente a —valga la rebuznancia— Urgencias con mayúscula, a ver si no se va del aire la … Sigue leyendo Ictus: el peor de los infartos

Cuando el hábito hace al monje

4.30 de la madrugada y la luna sonríe en su cuarto menguante, una clara noche de Diciembre. Creo que es la primera y única vez que me he alegrado de usar nasobuco. Sí, ya sé: barbijo, mascarilla o como quiera que le llaméis en todo el territorio peninsular y Américas aledañas. Pero 9 grados Celsius … Sigue leyendo Cuando el hábito hace al monje

Falacias en la discusión: viciando el diálogo (Final)

Que sí, que sí… que ya termino con esta serie sobre las falacias que se utilizan para escapar cuando no hay argumentos válidos para debatir. No siempre son evidentes, pero ¡cuánto placer nos causa cuando el interlocutor echa mano de ellas para escurrir el bulto! No obstante, lo dicho: cuando la falacia aparece, lo mejor … Sigue leyendo Falacias en la discusión: viciando el diálogo (Final)

Falacias en la discusión: viciando el diálogo (Parte II)

Así pues, sigamos desarmando esos presupuestos falsos o falacias que nos cuelan en los debates para escapar cuando el argumento veraz falta. Falacia del costo hundido En ocasiones se ha invertido tanto tiempo, dinero y esfuerzo en un cometido que tratamos de llevarlo hasta el final, incluso cuando estamos convencidos de que será imposible que … Sigue leyendo Falacias en la discusión: viciando el diálogo (Parte II)

Pecados que no se comen (si eres escritor)

¡Ah, los pecados capitales! ¡Esos que son ilegales, inmorales o engordan, en palabras del gran filósofo brasileño Roberto Carlos! Y que no se me ofendan los creyentes porque tome los pecados capitales pa mis cosas, porque ni están enunciados en la Biblia ni se derivan de ella. Los pecados son esos vicios tan humanos que … Sigue leyendo Pecados que no se comen (si eres escritor)

Cuidadito, compay Gallo, cuidadito…

No deja de maravillarme cómo muchos confunden cuerno con carne y siguen pisando juanetes. A ver, listillo o listilla… y voy a ser inclusivo por una sola vez, porque hasta listilles hay. Tus derechos terminan en la misma marca y frontera en que comienzan los míos. Para ser menos agresivo: tus derechos empiezan justito dónde … Sigue leyendo Cuidadito, compay Gallo, cuidadito…

Bendita sea la hora del puerco

Sí, tengo un amigo coronel. ¿Qué pasa? Y me dirás, “Álex, ¿qué pasa contigo? ¿Ayer guanajos y hoy puercos? ¿Te vas para la finca?”. Ojalá. Pero ni tengo ni creo que me dedique a ello. Por muchas vueltas que dé la vida, siempre me acuerdo de esa escena de “Las aventuras de Juan Quin Quin”, … Sigue leyendo Bendita sea la hora del puerco