En calidad de préstamo

No sabía que ponértelo difícil
iba a ser condición tan necesaria
para hacerte revivir las cicatrices,
para irte de narices a la tapia.

Más conozco como duelen las historias,
sobre todo las que rasgan encontradas.
Esas tiernas que te duelen para siempre,
esas crueles que rondan y te matan.

Menos mal que ando a tiempo (todavía)
de cubrirme de los dardos y las lanzas.
Tiendo pronto para ti la roja alfombra
y te cedo mi derecho de pernada.

Ve así pues, disfruta fiero de mis musas
—las sé prestas a dejarte la jornada—.
Al final, serán mías para siempre,
aunque tú te las disfrutes de pasada.

Si te sirven de consuelo y aliciente,
¿quién soy yo para negarme a regalarlas?
Solo pido: no seas suave en tus embates,
pues más fácil me será entonces acunarlas.

–Álex Padrón, mayo 2022

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan.

Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s