Ajuste de cuentas

Di algo del hastío, pero que no lo conozca:
que no haya sentido repetido en bucle
durante tantos días, durante tantas horas.

Dime que mi cuerpo pesa, que el dolor adrede
que me tortura a solas es una mera invención.
Para que, a fuerza de doler, finalmente sepa
que los vacíos raros que a mi mente asolan
son la huella indeleble que marca tus ausencias.

Así que espero, hastiado ya de todo,
que llegue la esperanza a aplacar las olas del mar
en que me hundo, ahogado entre tristezas
que juro que me atraen.

Al menos, no están muertas:
las divierte mi tedio por las cosas cercanas,
y a mis cortas miras no quedan ya promesas
de amores desgarrados, de pasiones inmensas.

Pero puede un día suceder que al fin me aburra
de mí mismo, de mi tedio infantil, de las molestias
con que alimento estas horas vanas
de promesas falsas y plazos sin respuestas.

Y salga a navegar, caída ya la venda.

–Álex Padrón, Los mapas del tiempo,
Editorial Primigenios 2019

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenos 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s