Pobre homenaje a Espronceda

¡Qué bueno corazón: no te molesto
y te soy como una brisa bajo el ala!
Odiaría ser tormenta que te enoja,
casi tanto como calma apacentada.

Usaré esas sabias dotes que legaron
mi capitán Espronceda y sus piratas:
forzaré a la luna a rielar y confortarte,
a la mar nunca brame a tus espaldas.

Cómo barca, eres bella de montarte:
no te agrego ni clavilla ni una jarcia.
Sólo debo de parchear los costurones
que te han perforado en las batallas.

Así pues, marcha derecho o tironea.
Si te vas a la bolina o a zarandadas
avísame si me lanzo por las bordas,
o al timón quieres firme la palanca.

Donde quiera que vayas, vida mía,
iré bien cabalgando en tus espaldas.
Marinero aquí presente no se olvida:
quien llega no es grumete sino barca.

-Álex Padrón, 2020

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s